El Dream Team llega a Semis a paso firme

Por: Iván Ferrari Villalobo

Durant se eleva sobre la marca, estuvo intratable

Estados Unidos venció a Rusia por 89-79 y se clasificó a la semifinal. Ahora espera por el ganador entre Argentina y Lituania. Sin dudas es el gran candidato a quedarse con el Mundial de Básquet en Turquía. Porque cuenta con un juego muy veloz, atlético y con grandes individualidades, una de ellas es Kevin Durant, quien está un escalón por encima del resto de los jugadores de esta competición.

Un primer tiempo muy peleado, en el cual casi no se sacaron ventaja. Los rusos se mantuvieron cerca del marcador toda esta etapa. En el primer cuarto finalizaron en 25 iguales. Y en el segundo cuarto Estados Unidos sacó una diferencia de 5 puntos, quedando en 44 – 39 en el final del primer tiempo.

Ya en el complemento los norteamericanos comenzaron a marcar una diferencia en el marcador. Apretaron la defensa, los rusos perdieron muchos balones. A su vez, los americanos siguieron sacando ventajas con sus individualidades y el tercer cuarto culminó 70 – 56. Y el último cuarto estuvo casi de más, con ambos equipos jugando para las estadísticas, ya que la historia estaba cerrada. Finalmente el encuentro finalizó 89 -79. Un resultado más acorde a la buena primera etapa del seleccionado de Rusia, que luego se desmoronó.

Estados Unidos ganó en el encuentro de cuartos de final ante Rusia porque aprovechó la cantidad de errores de su rival. También contó con las grandes apariciones de sus figuras rutilantes. A pesar de que no empezaron posteándose bien bajo el tablero. Pero al ser un equipo muy corredor, desgastó a su adversario y tuvo mucha precisión en sus contraataques frontales rápidos y agresivos.

Rusia sufrió grandes pérdidas del balón en los pases cortos y largos. Y también en la posesión individual de la pelota. El seleccionado ruso realizó un gran primer tiempo con buenos lanzamientos de larga distancia, marcando tres triples seguidos en el inicio del partido, y tomó muchos rebotes en el juego aéreo. Pero en el segundo tiempo el rival lo cansó y no pudieron sostener el nivel de juego del arranque y eso lo llevó a perder por una ventaja de diez tantos.

La figura del partido fue Kevin Durant, quien estuvo muy atento en el comienzo del encuentro. Fue muy importante y decisivo para el seleccionado estadounidense.  Y además se mostró muy seguro desde la línea de 6,25, estuvo como siempre muy preciso con sus penetraciones y  generó mucho juego en el uno contra uno, con sus buenas fintas, dribling y maniobras individuales. Por algo es una estrella de la NBA y marca en cada juego el desequilibrio que todos sus fanáticos desean ver.

Explore posts in the same categories: Sin categoría

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: